Significado de las flores en un funeral

Parece que las flores se han convertido en un elemento imprescindible y tradicional que puedes encontrar en cualquier entierro. Sin embargo, aunque parezca una tradición reciente, utilizar estos motivos florales en la tumba de un ser querido es una costumbre casi ancestral.

Si te encuentras en la triste posición de tener que escoger los adornos más adecuados para la tumba o el entierro de un ser querido, en este artículo queremos ayudarte a escoger los más indicados. Tan sólo sigue leyendo estas líneas y descubre el significado de las flores en un funeral.

También te puede interesar: El significado de las rosas

Las mejores flores para un entierro

Tal y como hemos anunciado, las flores típicas de difuntos están llenas de significados para aquellos que las utilizan. El principal significado de las flores en un funeral es presentar nuestras condolencias, afecto y respeto a los seres queridos fallecidos.

También simbolizan nuestro pesar y el dolor que atravesamos cuando perdemos a alguien. Para otras personas, una flor tiene un significado más metafórico representando el último adiós de una forma bella y llena de color.

Sin embargo, existen diferentes flores funerarias, y cada una tiene su propio significado. A continuación, te presentamos las mejores flores para un entierro.

¿Sabías que...?
Hace unos años, descubrieron en Israel unas tumbas que se construyeron aproximadamente en el año 11.000 a.C. con los primeros adornos florales compuestos de menta, salvia y otras plantas aromáticas simulando una cama para el difunto. Para algunos estudiosos, el uso de plantas por aquel entonces, era un método práctico para perfumar la tumba de un difunto.

Pero, como cualquier tradición, con el paso de los años puede sufrir cambios y, ahora, utilizar flores no tiene nada que ver con procedimiento práctico, sino que es un hábito lleno de significado y de implicaciones sentimentales con aquella persona que no ya no se encuentra con nosotros.

Margaritas

Las margaritas destacan por sus pétalos blancos y un corazón de color amarillo. Estas flores son un símbolo de inocencia y sencillez, recordándonos a la infancia. También representan la lealtad a una persona querida y la pureza, la cual, la desprende el blanco de sus pétalos.

Aunque pueda sonar contradictorio, las margaritas son utilizadas como flores típicas de difuntos porque son un signo de que comienza una nueva etapa o la superación del duelo que estamos atravesando. Por lo tanto, el uso de estas flores es la mejor manera de darle un homenaje sincero y leal a esa persona que ha fallecido.

Crisantemos, una de las flores para funeral más usadas

Suelen ser las flores más utilizadas para adornar los ataúdes en un entierro. Los crisantemos destacan por ser especialmente llamativos y frondosos y, además, puedes encontrarlas en una gran variedad colores, por lo que su significado puede estar lleno de matices emocionales.

Sin embargo, sea del color que sea, los crisantemos representan la eternidad y la longevidad, por lo que su elección será una buena forma de mostrar respeto a nuestros fallecidos.

Claveles

Los claveles no son unas flores específicas para un funeral, ya que también son un regalo muy frecuente en eventos como San Valentín o una boda. Sin embargo, el clavel se puede utilizar para mostrar respetos a una persona con la que se tenía un vínculo muy estrecho, ya que simbolizan el orgullo hacia alguien y una unión especial con el ser fallecido.

Al igual que la anterior flor funeraria, podemos encontrar claveles de una gran variedad de colores, siendo el blanco, el rosa y el rojo, los más adecuados para un entierro, ya que significan amor, pureza y unión.

Rosas para un funeral y su significado

Las rosas son conocidas en el mundo de los enamorados por ser un símbolo claro de amor. Pero también son usadas para dar el último adiós a nuestros seres queridos, especialmente las de color rojo, ya que representan un amor totalmente sincero hacia quien las recibe.

Aunque no son tan habituales, también se utilizan como flores funerarias las rosas negras ya que simbolizan la muerte y los sentimientos de tristeza que conllevan.

Qué flores se le ponen a los muertos

Ahora que ya conocemos cuáles son las mejores flores para un entierro, nos será un poco más fácil escoger las más adecuadas para dar el último adiós a ese ser querido. Sin embargo, también hay que tener en cuenta las costumbres y la forma de ser de esa persona, ya que podrían gustarle algunas flores más específicas.

Por ello, si no tienes muy clara las preferencias florales del fallecido y de sus familiares, en el siguiente apartado te recomendaremos qué adornos florales puedes poner a los muertos:

  • Centros funerarios: son arreglos florales clásicos que acompañan al ataúd del fallecido y normalmente esta compuestos de flores frescas como rosas, lirios y claveles.
  • Plafones: este tipo de adorno floral, además de expresar tus condolencias y respeto al fallecido, también son una buena forma de recordarlo por sus intereses y gustos, como por ejemplo, el escudo de su equipo de fútbol o la bandera de su país, en el caso de personas que seguían una carrera militar.
  • Corona de flores: es un arreglo muy tradicional en los funerales y suelen ser regaladas por amigos íntimos y familiares muy próximos al fallecido ya que su composición floral desprende una gran carga emocional.
  • Cruces florales: es otra composición floral que se regala en un entierro y es una gran forma de presentar nuestras condolencias a los familiares del fallecido de una manera muy elegante.
  • Corazones: es una manera muy original y llena de carga de emocional para despedirnos de un ser querido. Esta composición floral, especialmente si es de rosas rojas, representan lo mucho que amábamos a esa persona que ya no se encuentra entre nosotros.

Ahora ya conocemos el significado que puede tener cada una de las flores descritas en un entierro y también, la forma de darle más simbolismo y carga emocional a través de composiciones como corazones, coronas y cruces.

Por lo tanto, ya puedes escoger las más adecuadas y las más afines a esa persona, para darle ese último adiós de una manera respetuosa y solemne.